El yoga es uno de los seis darśanas o doctrinas tradicionales del hinduismo.

La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. En el hinduismo, también se refiere a una de las seis escuelas ortodoxas (āstika) de la filosofía hindú, y la meta hacia la cual que dirige la escuela de sus prácticas. En el jainismo se refiere a la suma total de todas las actividades-mentales, físicas y verbales.

Estas escuelas princiales son:

vedānta (de Vyāsa)
yoga (de Patañjali)
sāmkhya (de Kapilá)
pūrva mīmānsā
(de Jaimini)
nyāya (de Gótama)
vaiśeyika.

Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:

la «unión o integración del alma individual con Dios», entre los que tienen una postura de tipo devocional (religiosa), o bien
«el desarrollo de la conciencia espiritual (esto es, el percatamiento de la naturaleza, origen y destino espiritual del ser)», entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).

Etimología de la palabra «yoga»
La palabra española «yoga» proviene del sánscrito yoga, que procede a su vez del verbo yuj: ‘colocar el yugo [a dos bueyes, para unirlos], concentrar la mente, absorberse en meditación, recordar, unir, conectar, otorgar, etc.’. El verbo yuj es la misma raíz indoeuropea de los términos castellanos «yugo» y «conyugal».

Historia

Fotografía del libro Mohenjo Daro and the Indus Civilization (del arqueólogo británico sir John Marshall; Londres, 1931) que muestra un sello de arcilla de la civilización del valle del Indo. A partir de esta estatuilla (entre las miles encontradas) Marshall formuló tres hipótesis: a) el ser sentado sería el dios Shivá; b) estaría practicando un āsana de yoga; y c) el yoga tendría entonces 35 siglos de antigüedad.El yoga se originó posiblemente antes de nuestra era en India, donde persiste como tradición. Debido a que los textos sánscritos carecen de cronología, se desconoce exactamente cuándo los habitantes del subcontinente índico comenzaron a realizar este tipo de meditación con posturas físicas.

En 1931, el arqueólogo británico sir John Marshall descubrió en Mojensho Daro (Pakistán) un sello de esteatita del siglo XVII a. C. de la cultura del valle del Indo, con una criatura antropomorfa con cuernos, en una posición sentada con las piernas cruzadas. Marshall generó tres hipótesis:

el ser sentado sería el dios Shivá (?); por eso Marshall bautizó al sello «Paśupati» (‘señor de las bestias’, otro nombre del dios hindú Shivá);
el ser estaría practicando un ásana de yoga;
por lo tanto el yoga tendría por lo menos 35 siglos de antigüedad.
En la actualidad algunos escritores en Occidente, entre ellos G.Feurstein, Mircea Eliade, Van Lysbeth y DeRose, creen que esta es una prueba de que en la cultura del Indo se conocía el yoga. Algunas citas:

"(...) pueden detectarse vestigios de una forma primitiva de Yoga ya en la denominada civilización del Indo que floreció en los milenios segundo y tercero a.C."
"El Yôga tuvo su origen en la India (...) hace cinco mil años (...) en la civilización harappiana o dravídica, que se expandió a partir del Valle del Río Indo."
En cambio, los hinduistas sostienen que el yoga es eterno (anādi: ‘sin comienzo’) y siempre existió.

Tipos de yoga
Los tipos de yoga que se consideran fundamentales o clásicos son:

-rāja yoga (habitualmente identificado con astānga yoga)
-jñāna yoga
-karma yoga

Se suele identificar al rāja yoga con el astānga yoga descrito por Patañjali.

Ocho miembros (Ashtanga Yoga)

El texto sánscrito Yoga sūtra (‘aforismos de yoga’) de Patañjali (probablemente del siglo III a. C.) prescribe la adhesión a ocho preceptos que constituyen lo que se denomina el ‘yoga de los ocho miembros’ (‘ocho’, anga: ‘miembro’). En este texto Patañjali recopiló y sistematizó los conocimientos acerca de estas técnicas.

Estos «ocho miembros» son:

1-yama (‘prohibiciones’):
ahimsā (‘no violencia’, sensibilidad hacia otros seres)
satya (‘veracidad’, no mentir)
asteya (‘no robar’)
brahmacharya (‘conducta brahmánica’, aunque en la práctica significaba celibato y estudio de los Vedás)
aparigraha (‘no apegarse’ al hogar, etc.)

2-niyama (‘preceptos’):
śaucha (‘limpieza’ física y mental)
santona (‘completa satisfacción’)
tapas (disciplina, ‘consumirse por el calor’)
svādhyāya (‘recitar [los Vedás en voz baja,] para sí mismo’)
iśvara pranidhāna (‘ofrecerse al Controlador [Dios]’)

3- āsana (‘postura’): la columna vertebral debe mantenerse erecta y el cuerpo estable en una postura cómoda para la meditación. El hatha yoga se enfoca en este miembro.

4- prānāyāma (‘control de la respiración’; prana: energía mística presente en el aire respirado; y yama: ‘control’)

5- pratyāhāra (control de los sentidos; prati: ‘poco’; ahara: ‘comer; implica el retraimiento de los sentidos de los objetos externos).

6- dhāranā (‘sostenimiento’; dhara: ‘sostener’; implica la concentración de la mente en un pensamiento).

7- dhyāna (‘meditación’).

8- samādhi (‘completa absorción’).


Jñāna yoga
El jñāna (‘conocimiento’) se aplica tanto en contextos sagrados como laicos. Vinculado con el término yoga, se puede referir al aprendizaje o conocimiento conceptual, y a la más elevada sabiduría, visión intuitiva o gnosis, es decir, a una especie de conocimiento liberador o intuición. Ocasionalmente, el jñāna se equipara incluso con la Realidad última.

Karma yoga
El karma yoga, yoga de la acción o, más bien, del servicio, es la dedicación completa de las actividades, las palabras y la mente a Dios. El karma yoga no es la actividad dedicada al bien.

Según el hinduismo, las buenas obras (el buen karma) no llevan a Dios, sino a una siguiente reencarnación en mejores condiciones de vida, mientras que las actividades pecaminosas (el mal karma) llevan a una reencarnación en peores condiciones de vida. El karma yoga no produce reacciones materiales, sino que libera al alma y le permite, en el momento de la muerte, volver con Dios.

Otros denominaciones asociadas al yoga

Hatha yoga


El hatha yoga es el yoga más difundido en todo el mundo, conocido por sus āsanas (o posiciones corporales). Se trata de un sistema de posturas físicas cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación. Las āsanas generan serenidad física y mental, de tal forma que el yogui devoto pueda sentarse durante varias horas en una postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud. Una de sus āsanas principales es padmāsana (o ‘posición de loto’) y el «saludo al sol» (Sūriá namaskar).

Actualmente el hatha yoga enfatiza la relajación.

Bhakti yoga
El bhakti yoga es el yoga devocional (amor a Dios). La diferencia con el karma yoga es muy sutil: aunque ambos tipos de practicantes dedican sus actividades al «Absoluto», a los practicantes de la devoción (bhaktas) les interesa un conocimiento más esotérico de la naturaleza de Dios (en su personalidad como Krishná) y de sus actividades, provenientes de desarrollos más modernos de los Vedás, especialmente del Srimad Bhágavatam.

El bhakti yoga fue popularizado en los años 1970 por el movimiento Hare Krishna.

Astānga vinyasa yoga
El ashtanga vinyasa yoga es un sistema de yoga basado en el texto Yoga korunta. Sri T. Krishnanamacharya escribió que lo había aprendido (en forma oral) de su gurú Rama Mohan Brahmachari a principios del siglo XX. Luego Krishnamacharya se lo enseñó a sus discípulos Indra Devi, B. K. S. Iyengar, Sri Pattabhi Jois y a T. K. V. Desikachar, su hijo. Estos maestros lo difundieron en Occidente.

Esta escuela del yoga intenta incorporar las ocho ramas tradicionales del yoga según lo expuesto por Patañjali en sus Yoga sūtras. Enfatiza el vinyasa (movimiento sincronizado con la respiración) mediante un método progresivo de series de posturas con una respiración específica.
Según sus adeptos, esta práctica produce calor interno y abundante sudoración. Este calor purifica los músculos y los órganos, elimina toxinas y permite que el cuerpo se reconstituya. Este método requiere mucha elasticidad y fuerza muscular, y está recomendado para quienes deseen bajar de peso y aumentar su fuerza y elasticidad.

Kriyā yoga

Según el Bhágavata Puraná (4.13.3), el Yoga sūtra (2.1) y el Kriyā yoga sāra (una sección del Padma puraná), el kriyā yoga es la forma práctica de la filosofía del yoga, un tipo de devoción activa: unión con la divinidad mediante la debida práctica de los deberes cotidianos.

El kriyā yoga fue popularizado en Occidente por Paramahansa Yogananda en su libro Autobiografía de un yogui. Según este autor, el yoga de kriyā acelera la evolución espiritual y genera un profundo estado de la tranquilidad. Las técnicas del kriyā yoga fueron popularizadas por el yogui Lahiri Mahāśaia. Se trataría de una forma mística del prānāyāma, o sea, el control de la energía respiratoria.

La palabra sánscrita kriyā significa:

acción, realización, ocupación, negocio, trabajo, labor (según el Kātiāiana śrauta sūtra, las Leyes de Manú)
acción física, ejercitamiento de los miembros (según lexicógrafos como Amarasimha y Hemachandra).
investigación judicial (por medios humanos, como testigos, documentos, etc) o por medios sobrehumanos
expiación de una culpa
acción (como la idea general que se puede expresar con un verbo)
verbo. Según los gramáticos hay dos tipos de verbos: sakarma-kriyā (‘activos’) y akarma-kriyā (‘intransitivos’)
sacrificio, rito religioso
acción religiosa, hija de Kardama y esposa de Dharma
En cambio, según Yogananda la palabra kriyā significa ‘limpieza’ (ya sea ésta física o mental), aquella que ayuda a eliminar las kleshas (impurezas) que plagan las acciones de sus seguidores.

Según las doctrinas del yoga, los kleshas son:

avidyā: ignorancia
asmitā: egoísmo
rāga: deseo
dvesha: odio
abhiniveśa: tenacidad por la existencia mundana.
Mediante la respiración calmada del kriyā yoga los latidos del corazón se aquietan. Como resultado, la energía vital se desconecta de los cinco sentidos y la mente adquiere entonces el estado consciente de pratyāhāra, o sea, el retraimiento de los sentidos de los objetos externos (siendo prati: ‘poco’ y ahara: ‘comer’).

Kundalinī yoga

Yogui en posición de loto practicando respiración prāṇāyāmaFue introducido en Occidente en los años 1970 por Yogi Bhajan. El kundalinī yoga incluye āsanas (posturas), prāṇāyāma (control de la respiración), canto de mantras, mudras (gestos psíquicos), bandhas (llaves energéticas) y kriyās (ejercicios).

Las posturas son sencillas y acompañadas de una respiración dinámica, conocida como «respiración de fuego». Requiere poca exigencia física y la práctica genera tranquilidad mental y vitalidad.

El kundalinī yoga enfatiza:

La lentitud del movimiento
La concentración mental en el movimiento
La respiración profunda durante su práctica
La inmovilidad total en la postura mantenida
La relajación durante y después de cada ejercicio .

Escuelas modernas
Otros tipos de yoga creados en la segunda mitad del siglo XX (presentados en orden alfabético):

-Mīmāmsā yoga.
-Purna yoga (‘yoga completo’, síntesis moderna de varios métodos de yoga).
-Sahaja Yoga es un yoga creado en 1970 por Shri Mataji Nirmala Devi, cuyo objetivo es el desarrollo integral del ser humano o, lo que es lo mismo, conseguir la consciencia plena de nuestro verdadero Ser. Para llegar a este objetivo es necesario despertar una energía que reside en nuestro hueso sacro, conocida desde antiguo con el nombre de Kundalini.
Con el método propuesto por Sahaja Yoga, este despertar ocurre de una manera espontánea y natural, sin forzar nada en ningún momento.

-Sarva yoga (‘yoga de todo’, integración moderna del hatha yoga y el bhakti yoga).
-Natha Yoga (‘yoga terapéutico’, sistema que integra varios métodos de yoga, apuntando a la educación).
-Tantra Yoga

Doctrinas del yoga
Los textos que establecen las bases del yoga son el Bhagavad gītā, los Yoga sūtras (de Patañjali), el Gheranda samhita, el Yoga darshana upanishad y el Hatha yoga pradīpikā.

Según las doctrinas hindúes en las que se asienta el yoga, el ser humano es un alma (ātman) encerrada en un cuerpo (rupa). El cuerpo tiene varias partes: el cuerpo físico (deha o śarira), la mente (mana), la inteligencia (jña) y el ego falso (ahankāra).

Para llevar una vida plena, es preciso satisfacer tres necesidades: la necesidad física (salud y actividad), la necesidad psicológica (conocimiento y poder) y la necesidad espiritual (felicidad y paz). Cuando las tres se hallan presentes, hay armonía. El yoga es una sabiduría práctica que abarca cada aspecto del ser de una persona. Enseña al individuo a evolucionar mediante el desarrollo de la autodisciplina. El yoga también está definido como la restricción de las emociones, que son vistas como meras fluctuaciones (vrtti) de la mente. Los seguidores del hinduismo distinguen entre el alma (impasible, sin emociones) y la mente (siempre fluctuante y llena de ansiedades).

Según algunos, el yoga ofrece los medios para comprender el funcionamiento de la mente, o incluso sería el arte de estudiar el comportamiento de la mente. Pero otros opinan que el yoga no estudia nada, no se trata de un esfuerzo intelectual sino de una experiencia mística, que entre otras cosas ayuda a serenar los incesantes movimientos de la mente, conduciendo a un imperturbable estado de silencio mental. Los vaisnavas (adoradores de Vishnú) niegan este concepto, y dicen que no se puede silenciar a la mente, sino que se la debe ocupar en actividades espirituales (ofrecidas a Dios), que al mismo tiempo satisfarían la ansiedad de la misma y la purificarían de los deseos materiales.

El yoga es, pues, el arte y la ciencia de la disciplina mental a través de la que se cultiva y madura la mente. No es una ciencia en el sentido occidental de la palabra. Los hindúes utilizan el concepto de ciencia porque saben que en el más racionalista mundo occidental la ciencia está bien conceptuada.

El yoga busca llegar a la integración del alma (ātman) individual con Dios (el Brahman) o con su deidad (avatar). Esa re-unión se llama samādhi, a través de la cual se accede a la liberación (moksa).

Textos fundamentales del yoga
Bhagavad Gita


En el Bhagavad guitá (‘la canción del Opulento’), el dios Krishná (también llamado Bhagaván) establece de manera extremadamente somera cuatro corrientes principales del yoga
(presentadas en orden de importancia, según los estudiosos del Bhagavad guitá):
El ‘yoga de los ocho pasos’, con práctica de āsanas o posturas)
El jñāna yoga (o búsqueda intelectual del Absoluto, mediante el estudio de lógica y la meditación),
El karma yoga (o yoga de la acción dedicada a Dios)
El bhakti yoga (‘devoción’ dirigida hacia Krishná como persona).

PARA SABER MÁS SOBRE
HATHA YOGA
HAGA CLICK ACÁ


LIBROS

Bhagavad Gita
Sutras de Patanyali
Libros espirituales del hinduísmo
Upanishads
Libros sobre Ayurveda (medicina hindú)
Libros sobre Tantra / Tantrismo
Libros de Sri Ramana Maharshi (filosofía/espiritualidad)
Libros de Jiddu Krishnamurti
Libros de Jinarajadasa
Libros de Sri Nisargadatta Maharaj (filosofía india)




Volver a la Página Anterior
*
Planeta Holistico
Con el Newsletter de Planeta Holístico ud. está siempre actualizado/a.
Visite nuestro Portal para ampliar su información sobre Terapias Alternativas:
Carreras
Videos
Reflexiones
Difusión
Facebook
Twitter

Cursos, talleres y carreras

Videos y Películas
Holísticas
Reflexiones y cuentos
Difunda sus cursos con nosotros
Planeta Holístico
en Facebook
Planeta
Holístico
en Twitter
Si ya no le interesa recibir estas novedades de nuestro Portal en su correo, dese de baja fácilmente respondiendo este email con la palabra "BAJA" en el asunto o haciendo click aquí

 

 

 

 

 

Ingrese su nombre:
(ej: Luis Pérez)

Ingrese su ciudad:

(ej: Rosario)

Ingrese su email:

(ej: luisperez@hotmail.com)

Ingrese su solicitud:
(ej: recibir los mensajes)

 

 

CARRERAS, CURSOS Y TALLERES :: REFLEXIONES :: VIDEOS :: PUBLICITE EN ESTE PORTAL :: ENLACES :: SUSCRIBASE :: CONTACTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMPARTILO EN:
facebook
twitter
blogger
myspace
delicius
technorati
googlebuzz

 

 

SUMATE A NUESTRO FACEBOOK facebok

Sumate a nuestro TWITTER:
. TwitterPlaneta Holístico en Twitter